El CIC abre un nuevo flanco contra el cáncer de mama

Estudia las causas porque las que muchas mujeres con tumores tienen pronóstico grave.

Atanasio Pandiella (CIC)Un proyecto de investigación de cáncer de mama, que están desarrollando el Complejo Hospitalario Universitario Albacete y en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC), tiene como objetivo identificar las causas por las que muchas mujeres con tumores de mama tienen un pronóstico grave.

El cáncer de mama representa una de las principales causas de muerte por cáncer en mujeres de países desarrollados -afecta a una de cada diez españolas a lo largo de su vida-, según explicaron ayer fuentes de la Fundación Cris Contra el Cáncer.

A pesar de que se han realizado en los últimos años avances importantes en su prevención y tratamiento, el cáncer de mama metastático sigue siendo un problema clínico sin resolver y los investigadores siguen buscando tratamientos que consigan facilitar un mayor porcentaje de curación.

Precisamente, los equipos del proyecto de Investigación de Cáncer de Mama ‘Cómo combatir la resistencia a tratamientos antitumorales en cáncer de mama’, que se desarrolla conjuntamente en el Complejo Hospitalario Universitario Albacete y en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, trabajan con diferentes compañías farmacéuticas analizando el efecto de fármacos en pruebas experimentales.

Dirigido por los doctores Alberto Ocaña (CHUA-Albacete) y Atanasio Pandiella (CIC-Salamanca), este trabajo tiene como objetivo identificar las causas por las que muchas mujeres con tumores de mama tienen un pronóstico grave.

Desde el punto de vista clínico-patológico, uno de los tres tipos de cáncer de mama que existen es el de los tumores que carecen de expresión alta de marcadores y que se catalogan como «tumores triple-negativos».

Muy agresivo

Ésta es una tipología que presenta un curso clínico muy agresivo y desfavorable aunque por suerte es poco común -afecta al 15% de los cánceres de mama en total-.

Se detecta habitualmente en estadios avanzados y, en la actualidad, no hay un tratamiento de nueva generación para combatirlo -se trata solamente con quimioterapia-.

Como novedad, este equipo de investigación apoyado por la Fundación Cris, acaba de descubrir dos productos farmacológicos que sí han funcionado, incluso combinados con quimioterapia, dando unos resultados muy positivos en los «tumores triple negativos» en estudios preclínicos, o sea realizados en modelos de laboratorio.

Esto, agregaron las mismas fuentes, abrirá la posibilidad a muchos pacientes a participar en ensayos clínicos internacionales de la industria y académicos, beneficiándose de lo último en terapias y ganando una oportunidad de vencer al cáncer.

Otro tipo de cáncer que afecta también a la población femenina es el de ovario y, al contrario que el de mama, se detecta en fases muy avanzadas pues es más difícil de localizar por el propio paciente.

Ello deriva en que un 50% de los cánceres de ovario diagnosticados se les trata únicamente con cirugía y quimioterapia.

El avance conseguido por estos equipos de investigadores ha sido coger un fármaco -trastuzumab-emtansina- que tenía buenos resultados en mama y probarlo en tumor de ovario HER2 positivo en estudios preclínicos.

La Fundación Cris Contra el Cáncer, organización privada y sin ánimo de lucro dedicada exclusivamente a la investigación contra esta enfermedad, ha invertido en sus cinco año de vida dos millones de euros en diferentes proyectos de investigación.